jueves, 7 de julio de 2016

Aventuras ornitológicas en el hospital.

Muchos sabéis que llevo varios días ingresado, ya casi dos semanas. Por suerte, mi habitación se encuentra en un 14º piso con unas buenas vistas, que me han permitido distraerme más de lo esperado, tal y como os explicaré a continuación.


Primero de todo...¿Cuál es la típica frase que te dicen los familiares cuando te ingresan en el hospital? Efectivamente..."si necesitas algo, dímelo"...así que sin dudarlo dije: "¡Traedme mis prismáticos!" (también pedí el telescopio con el trípode, pero eso me lo denegaron, y como no pedí la cámara, la entrada de hoy será muy descriptiva con pocas fotos, pero seguro que os parecerá interesante).

Así pues, de vez en cuando miraba por la ventana con mis prismáticos, con pocas expectativas de ver algo interesante, más allá de palomas, gaviotas, cotorras y urracas. Sin embargo, he podido observar un número de especies considerables, teniendo en cuenta mi ubicación, de las cuales destacaría sin duda al halcón peregrino. Aquí os dejo con la lista de especies vistas:

  1. Aratinga Mitrada
  2. Avión Común
  3. Carbonero Común
  4. Cernícalo Vulgar
  5. Cotorra Argentina
  6. Cotorra de Kramer
  7. Curruca Cabecinegra
  8. Estornino pinto
  9. Garcilla Bueyera
  10. Garza Real
  11. Gaviota Patiamarilla
  12. Golondrina Común
  13. Gorrión Común
  14. Halcón Peregrino
  15. Herrerillo Común
  16. Lavandera Blanca
  17. Mirlo
  18. Paloma Bravía
  19. Paloma Torcaz
  20. Petirrojo
  21. Tórtola Turca
  22. Urraca
  23. Vencejo Común
  24. Vencejo Real
  25. Verdecillo

Pero más allá del número de especies, lo interesante son algunos comportamientos que he observado, los cuales os detallaré a continuación.


Urracas cazadoras

Las urracas abundan, y las veo a diario. A veces en grupos de 4 o 5. Bien es sabido que se alimentan de insectos, larvas, grano, frutos, semillas, huevos y aves jóvenes, otros pequeños animales y carroña; ranas, caracoles y desperdicios urbanos...vamos, que comen de todo. Si bien he visto alguna vez a Urracas capturando pollos de pocos días en nidos ajenos, me sorprendió ver como una urraca perseguía al vuelo, cual gavilán, a un paseriforme que no pude identificar, por encima de los edificios. Era impresionante ver como el pequeño pájaro hacia quiebros para cambiar su dirección por completo, y la Urraca hacía lo mismo sin intención de dejar escapar a su presa. Muy cerca andaba siempre del pajarillo, pero finalmente desaparecieron calle arriba, por lo que no pude ver como terminó la persecución.

Pero eso no fue tan sorprendente como lo que vi en los siguientes días de forma regular. A los pies del hospital, hay un jardín dónde a diario hay palomas y cotorras argentinas picoteando. Pues bien, día sí,  día también, hay un par de urracas que se colocan sobre los coches aparcados o las farolas contiguas al jardín, y de repente, se lanzan contra las palomas y cotorras, haciendo que salgan todas pitando. Vale que cacen pequeños paseriformes, pero cotorras y palomas? Al principio pensé que se centraban en las palomas, puesto que las cotorras tienen un pico muy robusto y fuerte, que si te pilla seguro que duele...pero estaba equivocado, van exclusivamente a por las cotorras!! De hecho, una vez uno de estos córvidos logró atrapar a una cotorra por la cola, pero finalmente logró escapar. No sé si realmente lo hacen para cazarlas, o simplemente es por diversión, aunque la impresión que da es que van a por todas a atrapar un pájaro.


Gaviotas patiamarillas con complejo de vencejo

Vencejos comunes y reales pueden verse prácticamente durante todo el día desde la ventana. Incluso algunas veces, los reales pasan rozando el ventanal, y es espectacular poder ver su barriga blanca a gran velocidad a escasos centímetros de mi cara. Pues bien, un día, de repente, apareció una nube inmensa de insectos (pero enorme, eh?). En escasos segundos, cientos de vencejos comunes y reales estaban poniéndose las botas, convirtiendo el cielo en una nube negra en movimiento, algo espectacular. 

De repente, pero, llegó una gaviota, que se coló en medio de los vencejos para zamparse también a los bichos voladores mientras hacía maniobras poco ortodoxas para atrapar a los insectos con su pico. Tras ella llegó otra gaviota, y otra, y otra... y al final podías ver como desde diferentes puntos lejanos de la ciudad iban llegando gaviotas patiamarillas, que acabaron desplazando a los vencejos, Lo que era una nube negra, se convirtió en una nube blanca de decenas de gaviotas atrapando insectos al vuelo a gran altura. Durante pocos minutos, fue algo impresionante de ver. Tanto por la nube de insectos, como por la aparición espontánea de vencejos y gaviotas cuando parecía que allí no había ni un sólo pájaro. Os imagináis la de bichos que tendríamos si no existieran los pájaros? Cada vencejo come hasta 1000 moscas y mosquitos al día!! Sin embargo las personas se empeñan en tapar los agujeros de las fachadas para que no puedan nidificar, puesto que les "molestan"...eso sí, luego se intoxican a sí mismas con el insecticida porque tienen bichos en su casa...es todo tan estúpido...


La Gaviota con anilla y su estrategia de caza.

Como habéis visto, varias son las gaviotas que rondan por aquí. Sin embargo, hay una que se deja ver casi a diario. ¿Qué como la diferencio? Porque es una gaviota con plumaje adulto que lleva una anilla verde en el tarso izquierdo, que lamentablemente, me ha sido imposible leer. 

Esta gaviota, se deja ver por el mismo jardín que las urracas, con la intención de cazar a las palomas. Para ello, he observado que tiene dos estrategias diferentes.

La primera de ellas, consiste en planear sobre el jardín, y de repente baja a gran velocidad y se lanza contra las palomas planeando a ras de suelo.

La segunda, es mucho más divertida. Aterriza lejos de las palomas y se aproxima lentamente a ellas caminando sobre la hierba. Cuando está cerca de ellas, va caminando con disimulo, como haciendo ver que picotea del suelo...pero las palomas ya la tienen controlada y se alejan de ella caminando, mientras, ves que la gaviota sigue detrás de ellas, pero nunca de forma directa, sino que traza un círculo a su alrededor cada vez más cerrado...y cuando ha logrado acercarse lo suficiente...zas!! se lanza sobre ellas. 

Sólo una vez he visto que cazara una paloma usando la segunda estrategia, la cual estuvo comiéndose durante 9 minutos (sí...me puse a cronometrarlo...).

El día que me dejen salir a la calle, espero poder leer la anilla, si es que viene la patiamarilla.


El Halcón peregrino y la pareja de Cernícalos

Sin duda, estas aves son lo que más ilusión hace ver. De vez en cuando, una pareja de cernícalos (macho y hembra) se ponen a planear en frente de la ventana, y veo como vienen al hospital y parece que se posan en los pisos superiores, con lo que llegué a pensar que quizás estaban nidificando en el mismo edificio. Lamentablemente, pregunté que si podía ir a los pisos superiores (en total hay 3 pisos más por encima mío), pero se ve que lo que hay arriba son oficinas, por lo que no podía subir para intentar averiguarlo. Sin embargo, un día vi a uno de ellos con un animal en la boca. Del pico le salía una larga cola, pero por la lejanía, no pude averiguar si se trataba de algún reptil o roedor. Lo seguí, y vi como se posaba en un edificio para comerse su presa, por la cual cosa entiendo que  no tienen pollos, pero quien sabe.

En cuanto al peregrino, lo he visto planear un par de veces frente a la ventana, otra haciendo un picado tras un edificio, y otra vez más posarse en el balcón de un hotel cercano casi al anochecer. Pero sin duda, lo mejor fue un día que vino directo hacia mi habitación y en el último momento abrió las alas mientras frenaba y se posó justo en la ventana de encima.  Quizás si tuviese las cortinas cerradas, se hubiera posado en mi misma ventana...fue una lástima.

Lo curioso es que al día siguiente no abrí para nada las cortinas hasta las 11 de la mañana...y cual fue mi sorpresa al abrirlas? Pues que en mi ventana había plumas ensangrentadas que parecían de paloma, y justo en el medio del ventanal, dos plumones pequeños detrás de una pluma de la víctima que podían indicarme quien era el culpable (por cierto, justo ahora, mientras escribía estas líneas, ha vuelto el halcón peregrino a posarse en el piso de encima. Impresionante, lo he visto llegar directo hacia mí. Al posarse, ha sacado el culo y a dejado ir una mierda...).


Siguiendo con la historia, la ventana de la habitación se abre por los laterales y sólo unos 15 centímetros, y encima en el ángulo contrario al útil para poder alcanzar las plumas. Por ese motivo, tuve que hacer un apaño con cosas que tenía en la habitación para poder alcanzar las plumas que yo quería. Así que cogí una botella y unos folios enrollados con el extremo cortado en forma de escoba, y con ello logré arrastrar hacia mí las plumas que me interesaban.


Y aquí os muestro los dos plumones. Finalmente todas las plumas eran de tórtola europea (en Barcelona!) Así que en realidad lo que ocurrió es que el Halcón peregrino se jaló una tórtola europea, sin más complicaciones.




Y como no tengo cámara (más que la del móvil que es un gran truño), os dejo con un dibujo de algunas de las escenas que veo a través de la ventana. Y es que cualquier pasatiempo es bueno cuando estás 24 horas en una habitación.


Como veis, al menos tengo algo con que distraerme, y es que de los pájaros, puedes aprender cosas nuevas estés dónde estés.

19 comentarios:

  1. Una entrada divertidísima, me ha encantado lo de la Gaviota haciendose la disimulada acercandose a las palomas, jejejjee.
    QUe te mejores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya divertido pues. Muchas gracias Carlos!

      Eliminar
  2. Pues nada... a salir de ahí cuanto antes, aunque veo que sacas provecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, quien se aburre es porque quiere jeje.

      Eliminar
  3. Espero que te recuperes pronto. A las patiamarillas las he visto intentar cazar como si fueran un lagunero. Otra vez con la tactica del que pasaba por alli cogio de las alas a una cugueñuela que al final se escapo. A las urracas las he visto en el zoo persiguiendo a los pollos de pavo real y picandoke la cabeza. Sino llega a aparecer la madre pronto, se lo cargan!
    A mejorarse!b

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que la avifauna urbana sea aburrida, pero la verdad es que puedes ver cosas muy curiosas. Gracias Víctor!

      Eliminar
  4. A mejorarse y como sigas viendo cosas cuando te den el alta no se si te va a querer ir ;). Es curioso pero tengo un amigo en Madrid k también estuvo hospitalizado y estuvo siguiendo varias semanas a una pareja de peregrinos...Coincidencias?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, parece que a los peregrinos les gustan los hospitales pues. Sí sí, al final ya le coges cariño al sitio xD. Gracias Ricardo!

      Eliminar
  5. El naturalista no descansa mai! :-) Recupera't!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ben dit! S'ha d'estar sempre atent jeje...Gràcies Jaume!!

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Molt interessant i divertit. Millora´t aviat!

      Eliminar
    2. Gràcies! Ja estic a casa ara! weeee

      Eliminar
  7. Que pasada, Pancho! Veo que por lo menos aprovechaste bien el tu estancia. Me imagino los buenos ratos que te daría ese peregrino. Me ha resultado curioso también lo de la estrategia de caza de las gaviotas.Por cierto, lo de las urracas lo he visto en "mi parque", me da la sensación de que es una actuación territorial.

    ResponderEliminar
  8. Nice i hope you will have many post like this
    --------------
    i'm providing thay man hinh Xiaomi service, special thay man hinh Xiaomi mi4. Contact with me

    ResponderEliminar